Moda sostenible, Zero waste

Patronaje zero waste: ropa sin desperdicios

¿Conocéis el patronaje zero waste, o la técnica para diseñar ropa sin desperdicios?

Cuando pensamos en residuos textiles imaginamos, tal vez, jerséis carcomidos, viejos pantalones roídos por el uso o —cada vez más— camisetas pasadas de moda. Sin embargo, muchos residuos aparecen en una fase anterior al desecho de la prenda: hablamos del corte y la confección.

Este proceso consiste en dibujar un plano de las diferentes piezas que componen la prenda sobre papel, para después pasarlas a la tela, recortarlas y montarlas. Los patrones —esos planos de piezas— son, en la mayoría de los casos, puzzles imperfectos: no rellenan por completo la superficie de tela a utilizar y pueden generar mermas y sobrantes que después deben desecharse.

Para conocer más sobre esta problemática nos hemos puesto en contacto con Anastasia, creadora de NASTASIA, una marca de moda sostenible y zero waste.

Anastasia ha desarrollado su propio sistema de patronaje ‘cero residuos’ llamado Fractal Pattern. Imparte cursos y talleres en academias y centros de formación, ofreciendo la oportunidad de crear moda ecológica a todas las personas que quieran aprender.

De su mano profundizaremos en la problemática de los residuos textiles y conoceremos más sobre su propuesta, una alianza estratégica entre el patronaje y el movimiento zero waste.

Los residuos textiles procedentes del proceso productivo en la actualidad

Cabe pensar que la industria “optimiza” las mermas y recortes de tela pero, ¿cuál es la situación actual? ¿Hasta qué punto es significativa la cantidad de tela desechada durante el proceso productivo?

Anastasia nos explica: «Si bien cierto que las industrias textiles buscan soluciones para aprovechar el tejido al máximo con programas informáticos y todo tipo de software, gracias a estos programas consiguen no perder un 80% de tejido. Pero, incluso con los algoritmos tan poderosos que ofrecen estos programas, se encuentran muy lejos de conseguirlo al 100%».

El problema, nos cuenta, es también ideológico: «Realmente lo hacen por ahorro; lo que les preocupa es su economía, abaratar costes. Esto siempre es lo principal. Lo secundario y por lo que no se preocupan en absoluto es el tema ambiental y el daño que producen».

Como vemos, la cuestión no es menor: si bien la merma de tela resultante de fabricar una camiseta puede limitarse a unos centímetros cuadrados, la realidad es que el mercado produce millones de ellas. Ahora bien, ¿por qué sucede esto? ¿Acaso es imposible perfeccionar la técnica de patronaje?

El origen del problema

«Geométricamente, es imposible ocupar un espacio de tejido rectangular con piezas que tienen formas curvas, incluyendo círculos, óvalos y piezas al biés -explica Anastasiya-, lo que significa que la basura generada es la consecuencia de un uso excesivo e irreflexivo de las curvas en el diseño del patrón».

Para comprender mejor la problemática, es muy útil fijarnos en cómo se ve un patrón tradicional de camisa, como este:

Las líneas curvas del cuello, el contorno del cuerpo o el bajo de la prenda provocan inevitablemente sobrantes de tela, incluso si se optimiza la colocación de las piezas.

La gestión de los residuos textiles

Anastasiya nos cuenta que existen varias maneras de gestionar este tipo de residuos textiles: «Hay fabricas que pueden reciclar los tejidos para producir nuevos; por desgracia no todo tipo de tejido es reciclable. La mayoría acaba en el vertedero porque cuando se produce mezcla de hilos como el algodón con poliéster es imposible reciclar y crear una fibra nueva por su composición».

La hibridación de materiales es una problemática de la que alertaba Yayo Herrero en su participación en la jornada La cuarta revolución industrial desde una mirada ecosocial (#4RIecosocial). Dentro del mundo de la moda, cada vez es más frecuente la combinación de fibras naturales, como el algodón o el lino, con tejidos como el poliéster (plástico). Esta tendencia en auge dificulta el recliclado de los mismos.

Concretamente, Yayo Herrero hablaba de “puré crepuscular”, en el que separar los componentes de un producto para su tratamiento particular es cada vez más complicado y como resultado surgen residuos no tratables que se acumulan en el entorno.

Anastasia nos habla de otras propuestas de gestión de residuos: «Hay fabricas que dan una segunda vida a sus desechos para crear aislantes, rellenos o cualquier otro tipo de producto. Pequeños artesanos los aprovechan para sus creaciones, como es mi caso. Nuestro tejido proviene de fibras de ese tipo».

Patronaje zero waste, la alternativa

«Esta filosofía de diseño promueve la necesidad de considerar que no existe tejido innecesario o tejido no útil. Es una forma de construcción de prendas basada en aprovechar al 100% toda la tela y no generar residuos textiles, además de respetar a los productores, diseñadores y el medio ambiente durante todo el proceso», nos cuenta.

De inmediato, nos surge una pregunta: ¿acaso este planteamiento afecta el resultado de las prendas? ¿En qué medida condiciona su aspecto? ¿Existe una batalla real entre estética y sostenibilidad, como muchos se empeñan en señalar?

Anastasiya aclara: «No hay diferencias a simple vista, por lo que podemos confeccionar cualquier tipo de prenda, desde una camiseta básica hasta un traje sastre. Lo que cambia es el patrón de la prenda pero eso no influye en su aspecto».

Se trata de armar un puzzle en que todas las piezas, ahora sí, encajen perfectamente. «Esta técnica es muy creativa y no limita nada. Solamente hay que invertir algo más de tiempo a la hora de dibujar el patrón y distribuir las piezas».

Dificultades en la implantación del patronaje zero waste

Es cierto que algunos estampados, por la dirección del dibujo, no podrían utilizarse para prendas de concepto zero waste pero «solo es un mini-problema estético que no cambia su funcionalidad». Es el caso de los personajes o animales que tienen que seguir líneas verticales y si le damos la vuelta al patrón acabarían boca bajo.

Patrón de chaqueta zero waste por NASTASIA

En cuanto a su aceptación entre los profesionales del mundo de la moda, Anastasia nos cuenta: «El problema principal es que lo asocian solamente con moda sostenible, cuando el sistema no solo aporta la parte ética sino que abre una nueva forma de construcción muy creativa e original. Por otro lado el tiempo de reflexión y desarrollo del patronaje zero waste es mayor que el sistema convencional, pero sus beneficios son mejores a largo plazo. Por desgracia las personas no quieren perder el tiempo en algo que desconocen».

Un modelo abierto al aprendizaje

Anastasia imparte talleres para estudiantes y profesionales del sector diseño de moda que deseen seguir formándose en la materia. Aunque, nos cuenta, sus talleres también son una buena opción para los aficionados a la costura y amantes de moda ética.

En defnitiva, sus formaciones están abiertas a todas las personas interesadas en adquirir conocimientos éticos y que quieran encaminar su futuro profesional hacia el ámbito del patronaje, el diseño o la experimentación sostenibles.

Concluye: «Me encantaría que poco a poco vaya adoptando nuevas técnicas y formulas de construcción. Saldremos ganando todos, pero hay que concienciar y cambiar la mentalidad de muchos implicados en todos los procesos de producción».

Patrón de vestido zero waste por NASTASIA

La iniciativa Eco-munidad

Además de workshops sobre patronaje zero waste y moda ética, Anastasia ha impulsado Eco-munidad, una network de blogs con principios ecológicos y sostenibles. «Pueden estar relacionados con el hogar, el estilo de vida, la maternidad, el bricolaje, la arquitectura, el diseño, belleza, bienestar. Solamente es necesario registrarse». El objetivo: compartir contenidos relacionados con la sosteniblidildad.

Para conocer más sobre la ropa de NASTASIA, podéis visitar su página web. Desde Ecosostenible damos las gracias a Anastasia por su colaboración indispensable para este artículo.

You may also like...

2 Comments

  1. Muchísimas gracias por esta tan increíblemente entrevista! Me hace tantísima ilusión encontrarme con este articulo, 🙂 Ha sido un placer poder colaborar contigo! Un abrazo!!!!

    1. natalia says:

      Gracias a ti, Anastasia 🙂
      La verdad, desde que empecé a coser tu web y tu trabajo se convirtieron en una referencia para mi. Ojalá las papeleras de muchas casa (y también los contenedores de muchos fabricantes) estuvieran más vacíos gracias a proyectos como el tuyo.
      ¡Abrazo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *