Higiene sostenible, Zero waste

Rebellum store, tienda zero waste

«Hubo una semana que no bajamos el plástico a reciclar y al llegar el viernes fue muy impactante lo que habíamos acumulado solo en 5 días». Este pequeño gesto acercó a Jessica y Carla, artistas y autoras del blog de cocina vegana Reinas y Repollos, al fenómeno residuo cero. Tiempo después dieron el paso definitivo: abrieron Rebellum Store, una tienda zero waste para ayudar a otras personas a dar el paso.
Os contamos más sobre su emprendizaje sostenible y cómo este proyecto a ayudado a cambiar su vida y la de otras personas.

El fenómeno zero waste

En nuestro post 10 blogs zero waste os compartíamos  la definición de esta filosofía aunque, como nos cuentan Carla y Jessica, «el tema residuos es muy volátil y personal. Para cada uno “residuos” significa una cosa».
Ante esta diferencia de opiniones en el concepto de residuos, a la hora de definir su estilo de vida, nos cuentan que su visión del zero waste consiste en «dejar la menor huella ecológica posible sobre el planeta».
Y no es un propósito simple: nuestra huella ambiental se refiere a todas aquellas actividades que realizamos en nuestro día a día y generan un impacto: comer, transportarnos, vestirnos, lavarnos, cargar nuestros dispositivos…

Tomando conciencia

Cualquier excusa tomar conciencia del impacto que generan todas las actividades de las que hemos hablado y en concreto, de los residuos. «Observa tu basura y toma conciencia de que no va a desaparecer. Solo desaparece de tu casa… pero va a otro lado».
A Carla y Jessica les gusta poner como ejemplo lo sucedido con su primera Barbie y otros muchos objetos cotidianos: «Aún sigue por ahí en algún sitio, igual que el primer cepillo de dientes o la primera botella de agua que tiramos. Imagina lo que sigue después. Imagina la huella que cada uno de manera individual hemos dejado. Actúa en consecuencia».

Afrontando el cambio

Tomar conciencia no es suficiente para poner remedio a esta situación, como reconocen Carla y Jessica. «Es difícil cambiar cualquier cosa por un tema de comodidad y costumbrismo. Pero los cambios no son malos. Nosotras somos veganas y creemos que esto ha sido el siguiente paso». Nos cuentan que antes de comenzar en serio habían oído hablar del zero waste e incluso visto algunas conferencias, hasta que se produjo el punto de inflexión.
Una de nuestras conferencias favoritas en Ecosostenible es la de Lauren Singer para TEDx, en la que arranca compartiendo con los oyentes su basura de los tres últimos años: un pequeño bote de cristal.

Empezar por el plástico

En el caso de Carla y Jessica, el plástico se convirtió en el centro de la transformación.  «El daño que esta haciendo en el planeta a nivel global y en la salud de las personas y muy elevado. Estamos llegando a niveles insostenibles y hay que hacer algo para invertir ese espiral de destrucción».
Y es que algunos estudios muestran que ningún rincón de la Tierra está libre de residuos plásticos. Ya no solo se encuentra flotando en los océanos, sino también en los fondos más profundos. De hecho, el plástico se ha convertido en un marcador geológico de nuestra época, tal es su presencia.
La cuestión es que, como nos cuentan Carla y Jessica, el plástico está en casi todo lo que consumimos. «Es casi imposible dejarlo del todo pero hay muchas cosas que se pueden hacer para reducirlo al máximo. Nosotras nos centramos en el plástico de un solo uso. Tiene una vida útil de unos 15 minutos y supone un porcentaje muy alto del plástico que encontramos en el mar y los vertederos.»

Algunas alternativas

Su transición comenzó con zero waste challenge. «Una vez dejamos las bolsas de plástico, compramos a granel llevando nuestros bolsitas de algodón, dejamos las botellas de agua y los bricks de leche vegetal. Ese era la mayoría del plástico que producíamos a diario así que el cambio al dejar todo esto fue muy muy grande. Lo notamos muy rápido».
Podéis conocer su proceso al completo en Reinas y Repollos, su canal de youtube, en el que además responden las dudas de los seguidores interesados y les ayudan a transicionar a una vida con menos residuos.

Para ellas el cambio ha supuesto una mejora en su calidad de vida: «Comemos mejor, bajamos menos la basura (es súper gratificante), ahorramos dinero, nos organizamos más y vivimos de manera más minimalista».

¿Es difícil vivir una vida zero waste?

«Cuando comenzamos con esto nos dimos cuenta de lo difícil que resultaba encontrar alternativas fiables a muchas cosas. Somos muy obsesivas en el tema de búsqueda de información y probamos cosas por nuestra cuenta», nos explican.
Entonces surgrió la idea: «La gente nos comenzó a preguntar donde lo comprábamos, como se hacía eso… y decidimos montar Rebellum Store para facilitar las cosas a toda esa gente que quiere reducir el plástico y le cuesta encontrar alternativas».

Rebellum Store, una tienda zero waste

Rebellum es una tienda zero waste que busca concienciar a la gente de la importancia del consumo individual. Jessica y Carla creen que modificar nuestros hábitos supone un avance enorme: «Muchas veces nos parece que como individuos dentro de una sociedad, poco importa lo que hagamos a nivel individual. Que con nuestros actos no podremos cambiar nada. Rebellum dice que eso es falso. Que cambiando como individuos y creando sinergias con otros individuos que quieran cambiar las cosas podemos hacerlo. Esta en nuestras manos».

Y es que para ellas, el problema es de extrema gravedad: «No podemos esperar, el mundo no puede esperar a que los gobiernos, las empresas o quien quiera que tome las decisiones, nos dé una solución. La solución pasa por nosotros. El futuro del planeta y de los que en él viven pasa por el hecho de que cambiemos las cosas. Cada gesto cuenta y mucho».

Productos alternativos a los desechables

El surtido de productos en Rebellum está cuidadosamente seleccionado y alineado a los valores de Carla y Jessica: «Controlamos mucho lo que ponemos y lo miramos con lupa. Todo lo probamos antes de recomendarlo y creemos en todos los productos que hay en la tienda».

Otra cuestión muy importante para ellas era el precio de los productos, para hacerlos accesibles: «Hemos querido que los productos sean de buena calidad y buen diseño y que los precios no se disparen. Para nosotras en una manera de democratizar la tienda. Hacer que todo el mundo pueda comprar en ella».

Envases con filosofía NAKED

«Todos lo que se vende en la tienda es sin plástico o con lo mínimo de lo mínimo», nos explican Jessica y Carla.
NAKED (desnudo, en inglés) es la filosofía de la tienda. Esto significa que los packaging van a ser lo más simple posible y 100% biodegradables, teniendo en cuenta las limitaciones de la tienda online: «Necesitamos enviar paquetes que lleguen sanos y salvos a sus propietarios, vamos a intentar que dentro de la seguridad del envío el residuo sea mínimo  sin perder calidad ni belleza».
Los envases son de cartón y los envíos se hacen con todo de papel y cartón. Los productos son veganos y fairtrade (libres de explotación). Además, añaden: «Intentamos que sean de artesanos o familias que han comenzado desde cero y que los mueve lo mismo que a nosotras».

Los retos del emprendizaje zero waste

Carla y Jessica nos confiesan que se han encontrado con los mismos retos que enfrenta cualquier emprendedor hoy en día, aunque el zero waste trae algunas complicaciones añadidas.
La primera, «encontrar productos sin plástico de buena calidad y accesibilidad». Y es que la avalancha de productos cotidianos repletos de este material es demoledora, tanto que su uso es extendido y normalizado.
El segundo problema tiene que ver con mostrar y difundir el problema del plástico, y es que «el zero waste es algo muy reciente y a la gente no le resulta familiar». Añaden: «Muchas veces en campos como el veganismo o en este caso el zero waste, te sientes en muchas ocasiones solo, perdido y con ganas de tirar la toalla y seguir la linea marcada por la sociedad».
A pesar de todo, están muy contentas con la acogida que han tenido. «Hacer estos proyectos te hace tomar consciencia de que la gente quiere cambiar las cosas y que si unimos nuestras ganas, nuestras fuerzas, se pueden hacer muchas cosas. Ver que hay personas que se preocupan por lo mismo que tú, que hace cosas, que da pautas y consejos, … ayuda mucho y evita que tires la toalla».

El binchotán, un producto estrella

En esta tienda zero waste podemos encontrar productos para el día a día, más sostenibles y respetuosos. Uno de los que más nos ha llamado la atención es el binchotan, un carbón activado puro que sirve para filtrar el agua.
«Tiene una capacidad de purificar muy elevada gracias a su estructura de micro y macro poros y eso hace que sea capaz de filtrar el agua potable de manera muy efectiva llevándose metales pesados, cloro e impurezas. Se usa también para purificar el aire, cocinar, etc.».
La gran ventaja es que una vez finalizado su tiempo de uso es completamente biodegradable, así que no deja huella. «Eso te permite beber agua de calidad y dejar de usar botellas de plástico. Es bastante curioso y seguimos encantadas con él. Des de que lo tenemos no hemos comprado ni una botella de agua de plástico más».

El rumbo de Rebellum Store

«Rebellum significa “rebelde” y esperamos que cada vez haya más rebelde —nos expican Jessica y Carla cuando les preguntamos por el rumbo de esta tienda zero waste—. Somos personas muy creativas y no paramos quietas. Estamos diseñando nuevos productos y siempre andamos maquinando cosillas. Iremos paso a paso y esperamos que la tienda siga creciendo y que más gente se una al movimiento».

Con respecto a la acogida del público, insisten en que su trabajo es muy gratificante: «Teniendo en cuenta que Rebellum es muy joven, la idea del “zero waste” también, es impresionante la ilusión que hemos percibido. El tema del plástico es realmente preocupante y es importante tomar conciencia. Des de aquí aprovechamos para dar las gracias a todos los que nos estáis apoyando».

Queremos dar las gracias a Jessica y Carla por el tiempo dedicado a Ecosostenible, sin ellas este artículo habría sido imposible. 

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *