Saltar al contenido

7 medidas de Ahorro Energético en casa y ¿Por qué No Generar Tu Electricidad?

Ahora más que nunca es el momento de ahorrar energía. ¿Por qué? Ahorrar luz implica una disminución del gasto mensual, mejoras el medio ambiente y conviertes tu hogar en una casa sostenible. Descubre las medidas de ahorro energético en el hogar más sencillas de implementar.

Ahorrar luz en casa, sin esfuerzo. ¡Aprovecha la luz solar!

¿Para qué tener las luces encendidas si no las necesitas? Una de las maneras más simples de la que puedes hacerlo es tan solo aprovechando la luz solar. Nuestro país se caracteriza por tener mucho sol, así que aprovecha y ¡apaga luces! También lo notarás en tu cartera. Algo que parece evidente pero que no siempre se hace es también apagar la luz cuando te vayas de casa o simplemente cuando cambies de habitación, incluso aunque utilices LED.

¿Cómo ahorrar luz en casa con trucos?

Aprovecha las horas que tengas de discriminación horaria. Con respecto a las tareas domésticas, te recomendamos que utilices siempre el calor residual cuando se pueda. Por ejemplo, en el caso de la plancha, dejando lo menor para el final, o en el caso de la vitrocerámica y del horno, apagando ambos unos diez minutos antes de que la comida termine de hacerse. El horno, en concreto, además, gasta mucho, así que cuando lo utilices ¿Por qué no haces más de una comida? Además de ahorrarte cocinar otro día, aprovechas la energía.

Formas de Ahorrar Energía con tus Electrodomésticos

Haz un uso adecuado de tus electrodomésticos, por ejemplo planchando de una vez toda la ropa, ya que la plancha es de lo que más consume en el hogar, aunque no lo parezca. Es posible que te haya pasado que al poner la plancha salten los automáticos, es por su alto consumo. A su vez, con respecto al buen uso, intenta hacer un mantenimiento periódico y limpia los filtros del aire acondicionado. El mantenimiento hará que te duren más y, por tanto, ahorrarás dinero también.

¿Cómo Ahorrar electricidad Cocinando?

Cuando cocinas, el consumo será mayor también si no tapas las ollas y sartenes, ya que el calor se escapa y la vitrocerámica necesita trabajar más.

El Modo Stand By y Ahorrar Electricidad No son Compatibles

Otro pequeño hábito que puedes cambiar para ahorrar energía en casa es el de desconectar los aparatos que no estés utilizando. Ordenadores, televisiones, cepillos eléctricos, cargadores, etc. Te recordamos que el modo stand by consume muchísimo sin que nos demos cuenta. Utilizando regletas, podrás desconectar muchos aparatos más de una vez, e incluso algunas pueden programarse.

¿Cómo Ahorrar Energía con el Congelador o la Nevera?

Un mal hábito muy frecuente es también tener abierto el congelador o la nevera durante mucho rato. Por ejemplo, para buscar algo durante un rato o inspirarnos para hacer la comida. Sin embargo, es una práctica muy nociva en cuanto a consumo energético.

Te recomendamos que primero pienses lo que quieres y después compruebes si tienes los ingredientes. Se trata de un pequeño hábito muy sencillo que sin duda te ayudará a ahorrar.

Regula la temperatura de la nevera y el congelador para que no estén al mínimo de temperatura, sobretodo durante los meses de invierno. Así puedes mantener los alimentos igual de bien, pero no consumes tanto.

El Ahorro Eléctrico con la Calefacción y Aire Acondicionado

Un hábito un poco más difícil de cambiar es mantener la temperatura adecuada dentro de tu casa, no muy fría en verano y no muy caliente en invierno. Seguramente en invierno no es mala idea bestir con un jersey por casa o no ir descalzo, lo mismo en verano ir muy fresco. ¡Os tendréis que poner de acuerdo todos los miembros de la familia!