Saltar al contenido

¡7 Consejos! ¿Cuál es la Temperatura Ideal del Aire Acondicionado para Ahorrar?

Una de las claves para que ahorres energía con aire acondicionado es tener tu hogar o tu comercio a una temperatura ideal. Cada grado que eleves o bajes supone hasta un 7 % más de gasto energético. La temperatura ideal varía entre los 22 y 25 grados según la persona.

Ventajas de Ahorrar en Aire Acondicionado

Aparte de la ventaja más obvia y directa que es que te puedes ahorrar bastante dinero al final de mes, hay dos consideraciones importantes que deber conocer.

  • Si mantienes el aire acondicionado a una temperatura ideal no te resfriarás, ni si te secará tanto la garganta.
  • La otra, es que si te mantienes a una temperatura demasiado fría en casa. Cuando sales a la calle sufres un choque de temperaturas mucho mayor, creando una cierta sensación de incomodidad. Nos ha pasado a todos, por ejemplo cuando estás un par de horas en un centro comercial y sales a la calle, puede incluso provocar una sensación de angustia.

¿Cómo Ahorrar con el Aire Acondicionado?

Una de las mejores estrategias para conservar el aire frío dentro de casa es valorar el estado de tus ventanas, puertas, rendijas u otros por los que se pueda escapar el aire frío.

Obviamente, las ventanas tienen que estar cerradas, pero también valora si los cierres están en buen estado. Quizá tengas que renovar las gomas de la ventana o incluso cambiarla.

Un termostato te puede ayudar a regular la temperatura ideal de tu piso, así no tendrás que estar pendiente de subirlo o bajarlo.

Otro factor interesante es que tienes que jugar un poco con las persianas. Por ejemplo, si tienes una ventana por la que entra todo el sol, puedes bajarla un poco o incluso cerrarla durante las horas de más calor. Así los rayos del sol no penetrarán tan directamente en tu casa.

Además controla el uso del aire acondicionado. Por ejemplo, si vas a salir en 30 minutos, tiene mucho sentido apagar el aire de casa porque te empiezas a aclimatar para salir a la calle y también porqué la casa se mantendrá fresca durante un buen rato. Y tampoco lo dejes encendido durante la noche, ya que suele refrescar y puedes dormir mejor sin el aire que demás te puede resfriar.

Por último, pero quizás el más importante. Piensa que si tu piso o casa es muy grande y no vas a utilizar todas las habitaciones. Posiblemente, te convenga un aire acondicionado portátil para enfriar solo las estancias donde vas a estar.

¿Realizas un Buen Mantenimiento del Aire Acondicionado?

Con respecto al aire acondicionado, también es importante el mantenimiento adecuado. Con un buen mantenimiento periódico, en este caso, nos referimos tanto al aparato de dentro como al exterior. A su vez, esto requiere que limpies a menudo los filtros quitando la suciedad y el polvo. Si puedes, antes de comprar mira el rendimiento, ya que influye en el consumo. Los equipos que se consideran de alto rendimiento hacen que el consumo sea mucho menor. Por tanto, al igual que con el resto de electrodomésticos, mira la tarjeta energética para que sea A+, A++, o A+++.

Mejores Aires Acondicionados en Oferta de 2020

Recuerda que el aire acondicionado que menos consume son aquellos A+ o superior y probablemente necesites un aire acondicionado portátil para enfriar solo las estancia donde estés.

¿Gasta más el Aire Acondicionado o un Ventilador?

Las funciones de un ventilador y de un aire acondicionado, son claramente diferentes. Sabemos que el aire acondicionado enfría el aire y el ventilador solo lo mueve.

También es verdad que con un buen movimiento de aire, tu bienestar mejorará muchísimo y vas a sentirte mucho más a gusto. Ahora si le sumas que un aire acondicionado suele gastar entre un 70 y 90% más que los ventiladores, tienes un buen motivo para valorar su compra.

Mejores Ventiladores en Oferta de 2020

Tanto en casa como en nuestro trabajo, mantener la temperatura ideal es un factor muy influyente en el consumo de energía. Tener en cuenta todos estos consejos te ayudará a seguir estando cómodo donde estés pero ayudando al medioambiente. Conseguir la temperatura que queremos es posible con un consumo mucho menor con tan solo unos pequeños cambios en nuestro entorno y en nosotros.